¡Es el bar, estúpido!

Hace 18 años, en la campaña electoral entre Bush padre y Clinton, los demócratas crearon para uso interno un eslogan que terminó saliendo a la calle, popularizándose, y dando la victoria al aspirante Clinton ante el favoritísimo presidente Bush: ¡Es la economía, estúpido!

Esa frase resumía toda una campaña electoral y minimizaba el mensaje político a las necesidades básicas del estadounidense medio. Política masticada. Los debates sobre política internacional o energética no estaban mal, pero estaban de más: el bolsillo del que vota es el que decide un presidente. Lógico en el paraíso del capitalismo. Era la estrategia que manejaban los aspirantes.  Y por supuesto, la estrategia funcionó y los aspirantes vencieron.

El bar es a España lo que el capitalismo a EE.UU. Pueden llenarse los periódicos de noticias y editoriales, puede llenarse la televisión de horas y horas de debate, puede llenarse la radio de cientos de contertulios opinando sobre tal o cual tema, pero al final, el que logra meter su mensaje con más fuerza en la barra del bar de la esquina, se lleva el gato al agua.

Si separamos el trigo de la paja, vemos que la política española, hoy, se resume en dos conceptos. Uno, “Zapatero es un desastre y nos está arruinando”. Y dos, “La crisis es global, ningún país escapa de ella. Rajoy se quiere aprovechar de la situación y no arrima el hombro. Todos los países están tomando medidas difíciles como nosotros”. Por supuesto, el concepto número uno es infinítamente más potente que el número dos.

Se dice que esta forma de hacer política es cosa de hoy, herencia del “es la economía, estúpido”, pero en España, hace 30 años, Suárez ya ganó porque en los bares triunfó que “Suárez hará las cosas sin sobresaltos”, años después González lo logró porque “No son tan rojos, a ver cómo lo hacen”, Aznar porque “Los del PSOE son unos ladrones”, Y Zapatero porque “Los del PP son unos mentirosos”. Son las cuatro frases que resumen la lucha entre los partidos en democracia.

De aquí al día de las elecciones, los dos grandes partidos y su maquinaria, trabajarán en mejorar y pulir lo que hoy ya está sobre la mesa. Zapatero no podrá arreglar la economía en dos años, así que la principal tarea del PSOE será acortar esa larguísima idea número dos que no cabe en la barra de ningún bar. La del PP, obviamente, esperar sin arriesgar, porque su concepto es caballo ganador.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , ,

About Gerardo

Un blog sobre Medios de Comunicación, Política, Arte, Historia, etc, escrito por Gerardo T.C.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: