Así se fraguó: la promo de Cuatro para el mundial

Tres Cantos, Madrid. Lunes por la mañana. Hace siete meses, el jefe del departamento de autopromociones de la cadena de televisión Cuatro se reúne con su equipo, formado por los creativos García y Ramírez.

– Jefe: Buenos días, gente. Como sabéis, tenemos que ir poniéndonos las pilas, que el mundial se nos echa encima. A ver, quiero ir oyendo ideas para la promo. ¿García?

– García: Yo había pensado en jugar con el logo de la cadena. Los dos círculos dan muchas posibilidades. Es un logo muy dinámico. No tengo una idea clara, pero jugaría con eso. Por ejemplo, convertir esos círculos en balones de fútbol. Y a partir de ahí, pues que la promo vaya creciendo. Y por supuesto, incluir referencias a África de alguna forma.

– Jefe: Bien. ¿Ramírez?

– Ramírez: Yo creo que aquí la clave está en África. Tenemos que centrarnos ahí, pero sin caer en los tópicos. Ya me entendéis, sin niños negros con moscas y eso. Si el mundial fuera en España, ¿nos molestaría que se diera la imagen del toro? A mí sí. Así que eso, nada de moscas.

– Jefe: Eh….

– Ramírez: ¿Sí?

– Jefe: Eh… no importa. Perdona, sigue.

– Ramírez: Bien. Como iba diciendo, nada de moscas. No seremos nosotros quienes fomentemos eso. Bueno, pues mi idea es, que el chaval, en lugar de tener moscas alrededor, esté limpio.

– Jefe: ¿¡Cómo!? ¿Qué chaval?

– Ramírez: Coño, el de las moscas. Parece que no me escucha, jefe. Lo cogemos, lo limpiamos, le quitamos las moscas, le damos un balón de fútbol y ¡ala, a correr!

– Jefe: (Silencio y ojos como platos)

– Ramírez: Veo que le gusta. Pues espere, que hay más, ¿ha visto usted alguna vez a un negro?

– Jefe: ¡Pero Ramírez, por favor! Su discurso es un poco…

– Ramírez: Sí, lo sé. La idea es atrevida, pero creo que Cuatro es una cadena moderna, abierta… y debemos arriesgar. Yo apuesto por sacar un negro. Tenemos que ser atrevidos.

– Jefe: (Silencio y cara de desconcierto)

– Ramírez: Bueno, ¿dónde estábamos? ¡Ah, sí! Que si ha visto usted alguna vez a un negro. De cerca, me refiero.

– Jefe: (Asiente muy lentamente con la cabeza. Cara de desconcierto)

– Ramírez: Vale. Entonces me va a entender usted. En mi barrio hay uno, y su brazo parece mi pierna. Se lo juro. Es un portento el chaval. Un animal. ¿Me entiende?

– Jefe: (Niega muy lentamente con la cabeza. Cara de desconcierto)

– Ramírez: Pues eso, ¡un animal! ¡El niño sin las moscas podría ser como un animal!

– Jefe: (Silencio mientras busca con la mirada a García, que observa con cara de desconcierto al propio Ramírez)

– Ramírez: Podríamos sacar al chaval ahí, en medio de alguno de los descampados que tienen… ¿cómo se llaman? Bueno, da igual. Pues eso, el chaval en un descampado de esos, a lo Mogli, jugando un partidito de fútbol con un león, por ejemplo. O con un elefante, o un rinoceronte, o un tigre… en fin, cualquiera de los bichos que tienen por allí sueltos ¡Coño! ¡Sábana! Se llaman sábanas.

– Jefe: (Traga saliva antes de parar a Ramírez, pero éste se adelanta)

– Ramírez: ¿Acojonante o no? No me responda todavía, que queda más. Lo típico sería vestir al chaval de las moscas con un taparrabos, ¿verdad? ¡Pues no! Porque Cuatro es una cadena de mente abierta y moderna, así que, el chaval irá con ropa. A lo europeo, ¿entiende? Hombre, no digo que le vayamos a poner un lacoste y unos náuticos, eso cantaría demasiado, pero podríamos ponerle un poco de ropa y unos zapatos así baratillos. Unas chanclas de plástico, de las de piscina. Y como en África no hay piscinas, la gente dirá ¡coño!, ¿porqué tiene el niño unas chanclas de piscina? Y pensarán: Igual se las hemos donado desde España. Atrevimiento, creatividad, innovación, y encima solidaridad. Creo que la idea es completa, jefe. Ahora el balón está en su tejado. Buenos días.

Como una estrella del rock, Ramírez se levanta y abandona la sala con la cabeza alta, orgulloso. El jefe y García se quedan solos, callados, mirándose con caras de incredulidad.

Esa misma semana, el jefe del departamento de autopromociones de la cadena, decide que necesita contratar a alguien más para el equipo y que prescindirá de Ramírez en unos meses. Meses convulsos en Cuatro, que tras la fusión con Telecinco sufre un terremoto interno, con ajuste y renovación de personal incluida.

Ajuste tras el que Ramírez es ascendido al puesto de jefe del departamento de autopromociones. Entre otros motivos, por ser una persona que sabe trabajar en equipo y escuchar propuestas. Incluso propuestas de personas de otros departamentos de la cadena, como ésta del periodista Manolo Lama:

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

About Gerardo

Un blog sobre Medios de Comunicación, Política, Arte, Historia, etc, escrito por Gerardo T.C.

3 responses to “Así se fraguó: la promo de Cuatro para el mundial”

  1. r says :

    Tu eres tonto chaval

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: