Yo conocí a Saramago

Es la persona más querida a la que no he conocido.

Miento. En realidad sí que le conocí. Conoces a quien lees con atención, a quien escuchas con cariño cuando sale en radio o en televisión. Conoces a ese personaje público al que decides darle tu cariño por algún motivo. Conoces a quien quieres conocer. Y yo conocí a Saramago.

Ya hablé una vez aquí de él. Yse me olvidó contar lo más importante. En esa visita que hizo a Sevilla en el 2003, para dar unas conferencias, aproveché para pedirle que me firmara unos libros. Un amigo y yo nos enteramos de que a la mañana siguiente de la conferencia, estaría no sé dónde, en un acto cerrado. Fuimos en su busca y lo encontramos. Sabíamos que estaba tras una puerta situada al final de un pasillo estrecho en el que no había nadie más que nosotros.

Después de un rato de espera, por fin salió; lo hizo “escoltado” por dos señores que, cuando le pedimos que nos firmara el libro, respondieron por él: “José no puede pararse. Va a una entrevista a Canal Sur y llega tardísimo”. Él nos miró al pasar a nuestro lado y nos hizo un gesto como pidiéndonos disculpas por no poderse detener. Mi amigo y yo nos quedamos observando cómo se alejaba por el pasillo estrecho, cuando unos metros después, Saramago se detuvo, se dió media vuelta y vino hacia nosotros. Nos dijo en su idioma portuñol: “Si no, después me voy a sentir mal. Es puro egoísmo”. Nos firmó los libros y volvió de nuevo bajo la custodia de aquellos dos señores que miraban desesperados el reloj.

¿Estaremos extrañamente conectados por la bondad del mundo?

– – – – – – – – – – – – – – – – – –

Y de propina: (Lo voy ampliando)

Una de sus últimas entrevistas, en TVE

Por esto es tan grande

A sus ochenta y siete, tenía un blog. Esta es su última entrada

Los miserables lo siguen siendo sea cual se la circunstancia

Uno de los muchos periódicos que hoy dedican su portada a José Saramago

Al Vaticano no le gusta Saramago

Etiquetas:

About Gerardo

Un blog sobre Medios de Comunicación, Política, Arte, Historia, etc, escrito por Gerardo T.C.

3 responses to “Yo conocí a Saramago”

  1. miralarima says :

    Cuando muere un escritor
    realmente no se muere
    porque deja el corazón
    latiendo hoy y por siempre
    dentro de cada palabra,
    dentro de cada escrito,
    dentro de cada casa
    en la que habitan sus libros.

    Saramago se ha marchado
    a pesar de lo que dijo,
    y es que estar enamorado
    era el único camino
    para escapar de la muerte
    que le dió caza ayer mismo.

    Defensor de sus ideas
    utilizando palabras
    por ser la única arma
    que utilizar se debiera.
    Hombre honesto y muy honrado
    supo ser siempre sincero
    pero evitando hacer daño.
    Ilustrado cerrajero
    que a sí mismo se ha forjado.
    Hombre prolijo y sereno
    con un inmenso legado.
    Y, sobretodo, un inmenso
    ser humano enamorado
    que detuvo por amor
    las manillas del reloj
    cuando vió a su ser amado.

    Sé que no lo quisiera
    el maestro Saramago,
    pero la muerte pudiera
    como el soñó con su ensayo
    haber sido intermitente
    y dejarnos disfrutarlo
    porque el mundo no merece
    que se vaya Saramago.

  2. rebecka says :

    nice text about a great one!

  3. LokoFanzine says :

    Estamos sin palabras, No tenemos nada que aportar, Suponemos será el vacío que nos deja, que nos habrá alcanzado a nosotros también, Desolados.

    Y los del periodicucho ese innombrable que no respetan a nadie que no comparta silla en su mismo lado de la sala, mejor no decir nada porque nos calentamos y no merecen la pena..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: