Antonio Valle

Era primera hora de la mañana. El aula, como los pasillos de la Facultad, estaba llena. Una pequeña timbrada interrumpió la exposición del profesor de Sociología, que hablaba de las diferencias entre Comunidad y Sociedad.

– ¿De quién es ese teléfono que ha sonado?

– Perdone, es mío. He llegado con el tiempo justo a clase y se me ha olvidado apagarlo. Lo siento mucho – El alumno se disculpaba desde su asiento mientras alzaba con una mano el teléfono culpable de la interrupción.

– Muy bien. Está usted perdonado. Y ahora, abandone la clase, por favor – respondió el profesor con un tono tan amable que parecía irónico.

– Ehhh… le he dicho que lo siento mucho. Perdón. No volverá a pasar. Lo siento, de verdad.

– Pero hombre, no se apure. Ya me ha dicho que lo siente, y yo le he dicho que por mi parte no hay ningún problema, que está usted perdonado. Dije el primer día de la asignatura que si un teléfono sonaba, el propietario sería expulsado, así que, por favor, abandone el aula.

El alumno, cabizbajo, recogió sus apuntes y se dirigió a la puerta. Cuando, ya con medio cuerpo fuera de la clase, iba a cerrar, el profesor levantó la mirada de sus papeles y volvió a dirigirse a él.

– ¡Perdone! Espero que usted no se confunda con esto. Quiero decir; que mañana estaré encantado de tenerlo aquí, sentado en mi clase.

– Gracias- contestó el alumno, confundido.

– A usted, buenos días.

Justo dos días después, un teléfono móvil volvió a sonar en la clase de Sociología. Esta vez le tocó el turno a una chica que estaba en silla de ruedas. Fue expulsada con la misma amabilidad que el otro chaval dos días antes. El profesor se levantó para ayudarla a salir. Le sujetó la puerta mientras ella, llorando, dirigía la silla hacia la salida. Mientras pasaba bajo el marco de la puerta, él se despidió con un que tenga usted un buen día, hasta mañana.

Cuando el profesor volvió a colocarse, tiza en mano, ante la pizarra, se percató de que la mayoría de los alumnos lo miraba como si acabara de matar a un lindo gatito a golpes. Él continuó con la clase sin más.

– Como decíamos, las sociedades modernas alimentan la existencia de subgrupos, dándoles trato diferencial en ciertas situaciones en las que no es necesario hacerlo, creando así situaciones de discriminación que (…)

El protagonista de esta historia es un profesor de la Universidad Pablo de Olavide, Antonio Valle. Fui alumno suyo de la asignatura de Sociología hace ya cuatro años. Cuando hablaba, paseando delante de la pizarra, me recordaba a Enrique San Francisco haciendo monólogos. El problema de la Sociología es que los sociólogos no sabemos muy bien lo que es, empezó su primera clase. Era un tío delgado y polémico, alumno de Tierno Galván muchos años atrás. Recuerdo que la mitad de la clase no lo soportaba y la otra mitad lo escuchaba hablar con la boca abierta. Yo era de la segunda mitad. Hace un par de días me enteré de que murió el pasado septiembre. Muy joven.

No me perdía ninguna de sus clases. Eran un espectáculo casi siempre. Lo llamábamos Ronaldinho. Estos días me he ido acordando de historias que contó, de anécdotas como la del teléfono, de sus clases de sociología en sí, de cosas que se me quedaron grabadas. Igual voy escribiendo aquí alguna de ellas en los próximos días, que vale la pena.

Anuncios

Etiquetas:

About Gerardo

Un blog sobre Medios de Comunicación, Política, Arte, Historia, etc, escrito por Gerardo T.C.

One response to “Antonio Valle”

  1. Elena Azcárate says :

    Hay profesores que dejan huella y esta anécdota que cuentas dice mucho de él y de su personalidad. Las personas con carisma siempre son odiadas o adoradas, ya se dice que cualquier cosa es mejor que la indiferencia.
    un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: