Pérez Reverte y la hostia al niño

Cuando algún domingo tengo en las manos el XL Semanal, suelo irme directamente a leer las firmas. Y solía, últimamente no tanto, empezar por la de Pérez Reverte. He disfrutado con alguno de sus libros, y eso, siempre une. El roce hace el cariño. Y digo solía, porque hace unos meses acabé cansado de acertar mis pronósticos sobre sus columnas. Eran, semana tras semana, tan predecibles que dejé de leerlas.

Hoy le he dado otra oportunidad. Una tumba en Dinamarca, ha titulado la columna. La historia de un soldado español enterrado en un cementerio danés. Buena historia, bien escrita, como siempre. Eso es de esperar, porque Reverte es un muy buen escritor, pero… vuelve a lo mismo una y otra vez. Más 1808, más guerra, más ejército, más exaltación de la sangre. Historias de guerra, siempre acompañadas, por supuesto, con la referencia de turno a la actualidad.

Sus opiniones sobre la actualidad, según él corrosivas y políticamente incorrectas, se venden con la misma facilidad que la CocaCola. Se empeña en vender como furtivas incorrecciones, una y otra vez, opiniones que en muchos casos son compartidas por la gran masa. El único truco es meter algún taco para defender o atacar la idea planteada. Eso tiene su mérito. Hace que la masa se vea como una minoría, y que se sienta feliz por ello.

Reverte es de esas personas que aprovechan la más mínima ocasión para decir a quien tiene al lado que darle un guantazo a tiempo a un niño, es bueno. Se va pareciendo tanto a su guiñol, que ya no me sorprende leerlo. Si el guiñol de Pérez Reverte se reuniera con unos amigos para almorzar, en cualquier momento de la comida surgiría esta conversación:

– Vuestro hijo lo que necesita es una hostia bien dada. Eso ha sido así toda la vida, pero claro, yo soy un fascista y un maltratador por pensar así, ¿verdad?

– Pero, Arturo… si el niño está durmiendo en su cuarto sin hacer ruido (…)

– Durmiendo a las cuatro de la tarde, como un vago. Vago como este país.

– Arturo, es que con dos meses, los bebés deben dormir muchas horas.

– Eso… llámame fascista ¿Me pasas el pan?

Anuncios

Etiquetas:

About Gerardo

Un blog sobre Medios de Comunicación, Política, Arte, Historia, etc, escrito por Gerardo T.C.

2 responses to “Pérez Reverte y la hostia al niño”

  1. andr says :

    Hay veces que parece no saber de otra cosa que no sea 1808 o Gibraltar

  2. laescalera09 says :

    una persona más que se convierte su propia caricatura. Lo vemos todos los días, en los medios de comunicación, en la calle, incluso entre nosotros. Es más cómodo hacer o decir lo que se espera de tí, no requiere de ningún esfuerzo.
    Muy bueno el artículo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: