El abandono

Blog- Lo sabía, lo sabía, lo sabía…

Gerardo-  ¿…?

B- Sabía que ibas a hacerme esto.

G- ¿Otra vez tú?

B- Sí, capullo, otra vez yo. Tenía razón cuando te dije que eras un cabrón; cuando te dije que ibas a traer un blog al mundo para dejarlo luego abandonado a su suerte. Como a un viejo en una gasolinera. Y todo eso me daría igual, me la pelaría, ¿sabes?, pero es que resulta que ese blog soy yo, hijo de puta.

G- Me alegra que vuelvas a manifestarte pero, por favor, no me insultes. Capullo, cabrón e hijo de puta en un par de líneas es demasiado, ¿no crees?

B- A mí no me parece demasiado para escoria como tú. Por tu culpa tengo el número de visitas al mínimo. Me estás dejando morir lentamente, ¿verdad?

G-No digas tonterías.

B- Hasta las feministas asesinas de niños tienen más corazón. Al menos ellas se gastan dinero en ir a Londres… pero tú… lo tuyo no tiene nombre. Me abandonas y me dejas morir sin más. Ni viaje a Londres, ni ostias.

G- Tú sigue así, desvariando como siempre, diciendo barbaridades…

B- ¿Desvariando? En el último mes no te has preocupado ni de escribir un mal texto ¿Te crees que soy gilipollas como tú? Copia que te copia. Me doy cuenta de todo, ¿sabes? Cuando no es del blog de tu puto amigo el Paco ese, es del blog de cualquier periodistucho de mierda. Sólo publicas textos que han escrito otros ¿Sabes cómo se siente uno cuando le hacen eso? ¿Lo sabes? Se siente como una puta; así es como se siente.

G- A ver, es verdad que últimamente no he dedicado mucho tiempo al blog, pero… (Interrupción)

B- ¿Cómo que “al blog”? ¡Lo dices así, como algo impersonal, para que no se note el sufrimiento! ¡A mí cabrón, no me lo has dedicado a mí!

G- Bueno, sí, a ti, dilo como tú quieras. Entiende que aún me cueste asumir que un blog habla ¿Me dejas que siga?

B- Para las mentiras que me vas a contar, mejor te callas, pero bueno…

G- Gracias. Te decía que no le he dedicado… que no te he dedicado, perdón, mucho tiempo últimamente, pero no tengo pensado dejarlo. Hay épocas en las que apetece más escribir y otras en las que menos. Hay épocas en las que pasas más tiempo delante del ordenador y otras menos ¿Lo entiendes?

 B- Vete a chuparla.

G- Mira, paso de ti. No sé ni por qué te respondo. Y por favor, deja de hablar de esa forma.

B- Eso, tú pasa de mí, déjame morir ¡Asesino fascista! ¡Rojo!

G- Dices cosas incoherentes.

B- ¿De quién habré aprendido?

G- Mira, no tengo por qué aguantarte estas tonterías. Es mi blog y escribo cuando quiero. Adiós.

B- (Larga lista de insultos)

Anuncios

About Gerardo

Un blog sobre Medios de Comunicación, Política, Arte, Historia, etc, escrito por Gerardo T.C.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: