Archive | agosto 2009

Entrevista a Jaime Urrutia (sacada de un cajón)

Hace año y pico charlamos con Jaime Urrutia para ElGranPoder.com, una revista digital que, tras dos años de vida, murió antes de poder publicar esta entrevista. Y como es una pena dejar cosas así guardadas en un cajón la publico en el blog. Mejor tarde que nunca:
Jaime%20Urrutia

Al otro lado del teléfono, Jaime Urrutia. Ex líder de los míticos Gabinete Caligari que sigue hoy día, a sus 50 años, sin cortarse la coleta, ahora en solitario. Nos encontramos a un tipo cercano, risueño y de acento grave y castizo dispuesto a charlar un rato. Es viernes por la tarde. Viene de hacer la compra. Esto ha hecho que la entrevista se retrase media hora. Se disculpa con la misma amabilidad y simpatía nada forzada con la que se desenvuelve a lo largo de toda la conversación. Le gusta hablar y se le nota. Además se le da bien. De lo contrario, no tendría un huequito en la radio.

(Como es costumbre de esta revista, en la trascripción reflejamos las pausas, las dudas y las “coletillas” del entrevistado)

Estás hablando con grandes aficionados a la radio. Ha sido una sorpresa encontrarte este año colaborando en una sección musical en la Cadena Ser, con Gemma Nierga y tu amigo Ariel Roth.

¿Lo escucháis?

Si, casi siempre ¿Qué tal la experiencia delante de un micrófono distinto al habitual?

Pues muy buena. La verdad es que estoy encantado con la experiencia. Y nada, la historia pues fue un poco… Gemma me había entrevistado alguna vez, pero cuando fui la última vez, cuando saqué mi último disco, el de Enjoy, en el mes de junio, pues nada, hicimos una entrevista que quedó muy bien y… ella ya me había comentado alguna vez que le gustaba cómo estaba ahí delante de un micrófono y esto. Y bueno, pues me comentó la posibilidad con algo tan sencillo como poner música, que para mí es bastante fácil. Y la verdad es que la experiencia es fantástica. Me gusta todos los miércoles, poner ahí una canción. Y aprendiendo un poco… Nosotros tenemos la experiencia de la radio de hacer muchas entrevistas cuando promocionas un disco, y bueno, es otra forma de ver la radio también, ¿no? Se aprende mucho de lo que es la radio en vivo, en directo. Por ejemplo, a mí me tocó el día que murió Fernando Fernán Gómez. Estaba yo allí. Ese día Ariel no pudo ir, estaba enfermo… y bueno, aprendes mucho de lo que es la inmediatez. De repente apareció el teletipo… a Gemma Nierga se lo dijeron cuando ya había empezado yo la sección, y ves un poco como en directo se da al país una noticia tan importante. Yo le quería mucho a Fernán Gómez. Y bueno… es una experiencia. No sé si seguiremos el año que viene. En principio seguimos hasta junio, y a ver qué pasa. Pero vamos, que me gusta mucho hacerlo. Y yo creo que a Ariel también.

Y puesto a vivir experiencias nuevas, sacaste hace años, después de un montón de discos y de años de carrera, tu primer disco en directo.

Era una asignatura pendiente. Los discos en directo de mis artistas favoritos, la verdad es que no me suelen gustar, prefiero los de estudio. También es verdad que los discos en directo en los últimos tiempos han evolucionado. Antes se oían bastante mal. Se escuchaba mucho al público. Por ejemplo, yo siempre pongo el ejemplo Satisfaction de los Rolling Stones, que la puse en La Ventana precisamente. Satisfaction para mí es una canción… la grabaron los Stones en el 65 y jamás les he visto en directo hacerla tan bien. Entonces, digamos que tengo ciertos prejuicios con las grabaciones en directo. A Gabinete Caligari nos lo propusieron, pero bueno, se fue dejando… y el año pasado la compañía me propuso sacar un disco en directo después de haber hecho dos en solitario y  pensé que había llegado el momento. Ha sido una experiencia bonita. Hace un año ya. Es algo que está ahora también muy en boga, un disco en directo con amigos que interpretan tus canciones, y la verdad es que la experiencia fue bonita. Ahí está el disco. Creo que se hizo un buen trabajo.

En este disco del que estamos hablando han colaborado contigo, además de tus amigos, Bunbury, Loquillo o Ariel Roth entre otros, gente de otra generación, como Eva Amaral o Pereza. Cuéntale a los chavales de 16 años que quizá hayan oído hablar de ti por primera vez a raíz de la colaboración con estos nuevos grupos, qué fue aquello de la movida madrileña.

Pues aquello de la movida fue, digamos una generación que tuvo la suerte de ser la primera que tenía 20 años tras la dictadura de Franco. Eso creo que tuvo mucho que ver con el asunto. Y éramos una generación más libre. Mis hermanos mayores, por ejemplo, tenían más problemas para que los dejaran salir por las noches. Era ya un país distinto. Y éramos una generación que teníamos ganas de hacer cosas. Unos con la música, otros pintando, en el cine… un movimiento cultural, digamos. Era todo como muy inmediato. Muy cutre también. No teníamos dinero ni para comprarnos una guitarra, pero algún amigo siempre te la dejaba. Yo jamás pensé en aquel momento que fuera a tener tanta relevancia después. Yo tenía un grupo que se llamaba Ejecutivos Agresivos, después hicimos Gabinete Caligari, y yo jamás pensé que fuera a ser profesional de esto, que pudiera vivir de esto, pensaba que iba a ser una especie de broma que iba a durar poquito tiempo. Y bueno, te decía… fuimos una generación que tuvimos la fortuna de tener unas libertades que no pudieron disfrutar otras anteriores. Era todo al mismo tiempo, cambio social y político en España, las primeras elecciones, en fin, todo eso. Pero ya te digo, no éramos conscientes de que iba a ser tan… relevante, digamos. Yo ahora, cuando  escucho canciones de aquellos años creo que hubo cosas muy, muy buenas. Y no te hablo sólo de música, había mucha imaginación, y para los pocos medios que había, nos defendíamos como podíamos. Creo que se hicieron cosas muy buenas.

¿Cuál sería para ti el himno de la movida?

Pues yo creo que algo de Alaska. Terror en el hipermercado, tal vez. Alaska y los Pegamoides es un grupo que resume mucho lo que era la movida. Con un look muy fuerte, y con canciones un poco pop, un poco, digamos… intranscendentes, entre comillas. Sí, yo creo que Terror en el hipermercado sería un buen himno de la movida. O Bailando, también podría ser un buen resumen de lo que fue aquello.

¿Mirando atrás, qué sería lo mejor y lo peor que te ha pasado en esto de la música?

Pues lo mejor… haber podido vivir de lo que realmente me gusta, que es la música. Ya te decía que cuando empecé con Gabinete Caligari pensaba que sería algo que iba a durar poco tiempo. Y eso es lo mejor que me ha pasado, desde luego. Tener mi cierto nombre y ser considerado como músico, y poder hacer lo que realmente me gusta, tocar en directo, conseguir un respeto como compositor… Y lo peor, pues la industria discográfica y el mundillo de la música a la hora de venderla. Todo esto de las radiofórmulas y todo el mangoneo que hay por ahí. Te das cuenta de que cuando vendes mucho te tratan de puta madre, y la misma gente, cuando no tienes tanto éxito te dan la espalda, se olvidan de ti. En fin, eso es un poco lo más desagradable.

¿A quién admiras dentro del mundillo?

Pues… dentro de mi generación hay gente que me gusta mucho. Los Rodríguez, por ejemplo, es un grupo al que admiro. Con Calamaro, Ariel Roth, Germán Vilella, que era el batería, y tengo la suerte de que ahora toca conmigo. Bueno, Gabinete éramos anteriores a Los Rodríguez, pero es un grupo que para mí es una referencia. Creo que hicieron algo bien, y es que hicieron pop en castellano muy bien hecho. Haciendo un poco un revuelto de rumba, de rock… en fin. Y después, pues tengo muchas referencias: Bob Dylan, Los Rolling Stones… me gusta mucho la copla también, o el flamenco. No es que sea un flamencólogo que esté ahí todo el rato escuchando flamenco, pero… Yo pienso que Gabinete hicimos una cosa que estuvo muy bien, y fue que intentamos crear algo más personal, y sin ser radicales con el pop y con el rock. Nos abrimos a ciertas cosas, no sólo musicalmente, sino estilísticamente también, como lo de hablar de los toros, por ejemplo. Creamos una personalidad bastante nuestra.

A García Márquez le preguntaron una vez que por qué escribía. Él respondió: para que mis amigos me quieran. ¿Por qué hace música Jaime Urrutia?

Primero porque me gusta. La primera canción que compuse pudo ser cuando tenía yo once o doce años. Es algo que va dentro de mí. Yo me inventaba canciones de pequeño antes de dedicarme a hacer un grupo ni nada. Digamos que me sale, y que puedo hacerlo más o menos bien. Es algo muy natural a mí mismo. Desde pequeñito siempre me gustó, y siempre estoy con una canción en la cabeza o inventándome una canción yo mismo o tarareando una de otro artista… es algo que va dentro de mí.

¿Cuál es la mejor canción que has creado?

Pues, te diría tres o cuatro. Por ejemplo, creo que Cuatro rosas es una buena canción. Camino Soria creo que también es una gran canción. De mi primer disco en solitario me gustó mucho Dónde estás, por ejemplo, o Qué barbaridad… No sé, te podría decir seis o siete.

Mi preferida es Camino Soria.

Camino Soria es una canción bastante redonda. Y es un poco lo que te decía antes de Gabinete. Nos desmarcamos un poco, simplemente por hablar de una ciudad como Soria, que es algo… yo siempre lo decía cuando promocionábamos el disco… en aquella época los Mecano hablaban de lo de Nueva York, los otros del lobo hombre en París… era una historia muy, como… globalizada, ¿no? París, Nueva York… y entonces, yo creo que era bonito dedicarle una canción a una ciudad de la que nadie habla, como Soria. Con sus referencias culturales y literarias, de Antonio Machado y de Becquer. Creo que dimos en el clavo. Nos desmarcamos de otros grupos de nuestra generación en ese sentido. La canción también, pues es muy sentida, es una canción de desamor. Yo estaba pasándolo mal y creo que se nota cuando la canto. Y creo que dimos en el clavo en ese sentido. Así que me explico por qué tuvo tanto éxito. Creo que es de las mejores canciones que he hecho.

Hace unos meses, Héroes del Silencio se volvieron a juntar para hacer una gira. ¿Sería posible ver algo así con Gabinete Caligari en un futuro?

No. Eso lo tengo muy claro. Gabinete Caligari se acabó y… hombre… es que también… yo te puedo contar porque soy amigo de Enrique Bunbury. A mí Enrique me contó que volvió con los Héroes porque le hicieron una oferta que no pudo rechazar. Económicamente. Me lo dijo así, tal cual. Y te aseguro que a Gabinete eso no le va a pasar. Por Gabinete no va a haber ninguna super oferta. Pero vamos, que no es que esté pendiente del dinero, ni mucho menos. Gabinete hizo lo que tenía que hacer, cumplió su ciclo y su momento, y a parte de eso… es que no mantengo mucha relación con mis ex compañeros. A ellos no les sentó muy bien que dejara el grupo. En fin, te puedo decir que no, que Gabinete no volverá. Pero sigue Jaime Urrutia, que no es Gabinete, pero es una parte de Gabinete. Me interesa más seguir como Jaime Urrutia.

¿Cómo crees que debe adaptarse la música a las nuevas tecnologías?

Es un tema que ya está muy hablado. Yo creo que Internet es el futuro para todo. Bueno, el futuro no, es el presente ya ¿Que cómo adaptarse? Se supone que mi música tengo que venderla, pero ya te he dicho que a mí esa parte es la que menos me gusta, la parte del marketing, la venta… pero tampoco soy tonto, ¿no? Está claro que las compañías discográficas van a desparecer. Están desapareciendo, de hecho. Cada vez son más pequeñitas, van echando gente, porque está claro que se venden menos discos cada vez. Y bueno, el futuro está muy claro. A mí me parece muy bien que en e-tunes se venda una canción por 99 céntimos, no hace falta comprarte el LP completo si te interesa una canción. En ese sentido, me parece que las nuevas tecnologías son cojonudas. Lo que pasa es que es muy difícil desmontar el negocio. Tal como estaba montado, no puede desaparecer en un año. Es un proceso lento, pero supongo que de aquí a 15 años, ya estará todo mediatizado a través de Internet, cosa que me parece muy normal. Hoy día ya ni se necesita compañía. Yo puedo hacer un disco y venderlo por Internet. Lógicamente, creo que hay que adaptarse a estos nuevos medios. Lo que no quiere decir que a los autores de canciones las tecnologías nos vienen de puta pena, porque hay gente que consigue mis canciones gratis. Y eso me parece muy mal. Es como si me atracaran. Cada uno hace su trabajo, y los músicos hacemos nuestras canciones, y es lógico que nos paguen. Ahí hay un problema que tenemos, muy gordo. Yo sé que estoy perdiendo dinero todos los días, cada vez que alguien se baja una canción por Ares, o la compra en el top manta. En fin, es un tema delicado que me imagino que poco a poco se irá solucionando.

Me imagino que tendrás una opinión bastante clara en torno al famoso canon digital.

Si. Yo estoy a favor del canon digital. Me parece normal. Yo creo que cuando la gente se compra coches… no sé, no mira tanto con lupa para dar un céntimo. No sé cuánto cobran por el CD virgen, pero yo, como autor, tengo que ponerme de parte de mi negocio. Yo estoy a favor del canon digital

Si tuvieras la ocasión de charlar 5 minutos con el presidente de este país, Rodríguez Zapatero, ¿qué aprovecharías para decirle?

Los políticos me dan dolor de cabeza, pero… que sea fiel a sí mismo, y que todo lo que cuente… en fin, es lo mismo de siempre. Pero mira, a mí Zapatero me cae bien. Me parece un político bastante directo y que lo tiene bastante claro, además del talante y el no sé qué. No sé, le pediría que cumpla lo que dice. Ha hecho cosas positivas, como la ley de matrimonio homosexual… se está avanzando en este país más que antes… y nada, le diría que fuera fiel a sus ideas, con las cuales comulgo bastante… no por completo, pero soy más de los socialistas, obviamente, que de la derecha.

¿Qué te ves haciendo dentro de 15 años?

Pues vivir la vida. En plan tranquilo supongo. Seguir componiendo mis canciones, no sé si vendiéndolas o no vendiéndolas, y vivir la vida plácidamente. Vivir, que es algo muy complicado  a veces.

De no haber sido músico, ¿a qué te hubiera gustado dedicarte? Creo que sé la respuesta…

(Ríe) ¿Torero? ¿Eso es lo que te pensabas que iba a responder?

Sí, claro.

Hombre, pues no me hubiera importado ser torero. Me gusta mucho lo que es la parafernalia del toreo y todo esto, pero es muy difícil ser torero, es algo muy físico, hay que estar todo el día en plena forma. Yo siempre he sido de letras… algo relacionado con la escritura. El periodismo me gusta, me gusta mucho. Mi padre era periodista, tengo dos hermanos periodistas, y me gusta escribir. No sé, algo siempre relacionado con las letras. De hecho, escribir canciones… digamos que la música también tiene algo que ver con eso. Siempre algo relacionado con escribir.

Última pregunta. Para terminar, un clásico: recomiéndanos un libro, una película y una canción.

Una canción… por ejemplo, Sin documentos, de Los Rodríguez. Una película… una que me gusta mucho es La naranja mecánica, de Stanley Kubrick. Es una película que me marcó mucho de joven, y de vez en cuando la suelo ver. Es una película extraordinaria. No sólo la película, sino también la novela de Anthony Burgess ¿Y un libro? Pues mira, hablando antes de Fernán Gómez, ahora estoy leyendo la autobiografía de Fernando Fernán Gómez. Se llama El tiempo amarillo. Es muy interesante, se lo recomiendo a cualquiera. Habla mucho del ambiente cultural de la España del Siglo XX, y ese hombre lo vivió en primera persona. Creo que se aprende mucho.

Por ElGranPoder.com

Anuncios

China contada por un chino

De China he hablado muchas veces con mucha gente, pero nunca con un chino. Suena fatal, pero es así. Por hablar con un chino me refiero al ir más allá del gracias, tres euros, toma la bolsa, hasta luego. El tipo tendrá unos 40 y pico años. Lleva 10 en España. Ha trabajado en restaurantes chinos, en tiendas de alimentación y ropa, y ahora lleva un bar. El bar, como las personas, tiene nombre y apellidos. El nombre es el apodo de un mito del toreo. El apellido es chino. Lo del torero decidió conservarlo del anterior dueño. La conversación arrancó con el tema de la comida, y terminó saltando de un extremo a otro de la cultura china, desde la religión hasta la economía o la libertad de prensa. Son sólo las opiniones de una persona, pero, al menos es un chino el que habla sobre China:

Religión: “El país no tiene dios, pero cada persona sí. China es atea, pero los chinos somos budistas. Tenemos muchos dioses. Como los santos para vosotros, como las vírgenes. Cada dios tiene una función. El del trabajo, la salud…”

Natalidad: “La primera vez que tu mujer pare, si es niño, ya no puede tener más sin pagar dinero. Por cada niño/niña de más que tenga, tiene que pagar al gobierno el equivalente a 1.000 ó 2.000 euros. Si nace y no tienes dinero, el niño es oficialmente invisible, no existe. Cuando juntes el dinero, pagas y ya se le dan los papeles. Teóricamente es una forma de que el gobierno sepa que tienes dinero para mantener a más de un niño, para asegurarse que no vas a tenerlos mal cuidados.

Si la primera vez que tu mujer pare, es una niña, puede tener otro sin tener que pagar nada, para ver si hay suerte y el siguiente sale niño. El motivo, que el apellido paterno permanezca. Para los chinos es una cosa muy importante. Si no tienes ningún hijo varón, el apellido desaparece, o lo que es lo mismo, tu familia desaparece. Eso es algo muy grave”

Ayudas del gobierno para irse fuera/ subvenciones: “Subvención es una palabra que no existe en chino. El gobierno no da ayudas para ninguna cosa. En España tenéis muchas ayudas para todo. En España hay gente que se saca papeles para que le den dinero por incapacidades y ni siquiera tienen problemas, son gente normal. No entiendo”

Capitalismo familia-amigos: “Como el gobierno no ayuda, para que alguien pueda montar su negocio en, por ejemplo, España, amigos y familiares juntan el dinero necesario, y se lo dan a quien se viene. Son, con esa inversión inicial y desde la lejanía, socios capitalistas de esa empresa. Reciben su parte proporcional de las ganancias. Cuando la empresa montada (tienda, restaurante…) funciona, hay dos opciones: el chino que la montó in situ puede “comprar su parte” a los que están en China y quedarse con la empresa, o bien pueden seguir comportándose como una empresa con inversores, que seguirían invirtiendo mandando dinero de China y recibiendo las ganancias de vuelta”

Pena de muerte: “La pena de muerte funciona a un ritmo bastante alto, pero eso lo sé desde que estoy en España. Allí dentro, el gobierno se encarga de que eso no se perciba demasiado. Ni siquiera lo usa para asustar a la gente. No es una cara que quiera demostrar normalmente. Hay muchos países con pena de muerte, pero como China se está haciendo grande, se fijan más en nosotros”

Libertad de prensa: “No se puede atacar al gobierno en su territorio. Es normal. A tí en tu casa, no te gusta que te insulten. Pues lo mismo. Poco a poco, el gobierno debería ser menos duro con eso, porque fuera de China se ve como algo muy malo y nos hace daño”

El juego: “Para los chinos, el juego es como una droga. A todos los chinos que tienen algo de dinero les gusta mucho jugar. Al casino, a las máquinas, a la quiniela, a lo que sea. Yo he perdido y ganado mucho dinero jugando. Vas a un casino de madrugada, y el 60% de los que hay dentro son chinos que acaban de cerrar el negocio”

Negocios del futuro: “En España el dinero, en poco tiempo estará en cubrir las necesidades que tienen los chinos de aquí. Hay muchos. No serán las necesidades típicas de un español, serán las necesidades de alguien que trabaja muchas horas y tiene poco tiempo para ciertas cosas. Ahí van a crearse negocios muy rentables”

Resuelto el caso Semenya

semenya

La Federación Internacional de Atletismo se luce, y los medios de comunicación, como de costumbre, acompañan

Cuidado con los zulos

zulo

Y ya van 12 descubiertos esta semana. Como decía alguien hace unos días: Si ETA comunicara todos los zulos que tiene, el Metro de Bilbao llegaría a París.

La Pasarela Patera

cavadas

“En La Fe de Valencia ha habido una operación mucho más complicada y difícil que el trasplante de cara. Nunca se había practicado en España, y menos con éxito. Me refiero a la maravilla de trasplante de bata de médico que con su blanco blusón africano de la Pasarela Patera ha conseguido el Doctor Cavadas, ¡marchando una de premio Príncipe de Asturias para este hombre, por favor! (…) «No me gustan los disfraces de médico». Vale, doctor, no le gustan los disfraces de médico. Tampoco a los pacientes nos gustan los médicos exhibicionistas, como el hombre de la gabardina, pero con bata blanca, en la televisión. Pero es que ha convertido usted, a su vez, el blusón de quesero africano en disfraz ridículo (…) No sé qué será peor: si que los médicos chuflones salgan chorreando vanidad disfrazados con la bata blanca, o que los médicos meritísimos y eximios, como Cavadas, salgan disfrazados de King Africa, de Rappel, de Jesús Mariñas. Lo de Cavadas es como el chaleco ridículo de Evo Morales en Bolivia, pero en médico y en fresquito (…) El otro día, en la terraza de Simón en Marbella Isabel mi mujer le compró un bolso (falso) de Prada a un Morenito de la Patera que llevaba un blusón africano así con tigres, igualito, igualito que el del Doctor House, digo, que el del Doctor Cavadas. Al que, insisto, no le quito mérito científico, pero que por evitar una ridiculez ha caído en otra mayor.

Estos son algunos fragmentos del artículo de ayer para ABC del siempre cabreado e impresionable Antonio Burgos. A Don Antonio eso de la ciencia y la medicina no le llama demasiado la atención. El éxito del Doctor Cavadas está bien, pero hay cosas más importantes.

En los pueblos, además de la figura de el tonto del pueblo suele existir la de el gracioso del pueblo. A veces el tonto y el gracioso son la misma persona, los separa en muchas ocasiones una delgada línea. El gracioso del pueblo, aunque en realidad no tenga demasiada gracia, ha acostumbrado a los demás a escuchar chistes malos de su boca. En boca de otro cualquiera, el mismo chiste malo sería incluso desagradable. Ahí está su mérito. El gracioso del pueblo entra en el bar, echa un ojo, se acerca a un grupo de gente que él considere público apto, cuenta sin que nadie se lo pida un par de chistes de maricones y de negros, se ríe al terminar de contarlos, señal inequívoca de que el chiste ha terminado, los demás lo acompañan con una carcajada de cortesía, recibe un par de palmaditas en la espalda y se va. Hasta la próxima vez, hasta que tenga un nuevo chiste de moros que se hunden en una patera, de maricones en una corrida de toros, o de mujeres fuera de la cocina. Eso es todo. Todo un personaje.

Nacho Escolar: “Voy a sacar una versión 2.0 de escolar.net y es posible que incluso contrate a gente”

Interesante entrevista de Gente de Internet a Escolar que deja muchos titulares:

“Voy a escribir un libro, a medias con mi padre, sobre la historia de Castilla. Estará acabado a final de año”

“Pienso que van a salir decenas de diarios digitales a raíz de los Eres de los periódicos grandes. No creo que vaya a haber negocio para todos”

“Tengo registrado ElDiario.es. Estuve estudiando la posibilidad de sacarlo después del verano, pero lo voy a posponer”

“Voy a sacar una versión 2.0 de Escolar.net, que sea más que un blog. Incluso es posible que contrate a gente”

“Hemos permitido que un buscador se quede con el negocio de la información. Y es culpa nuestra, es culpa de los grupos de comunicación, de los periodistas, de los directores de medios… y esa situación es ya irreversible”

“Pedro J. me parece Darth Vader. Me fascina, me parece uno de los periodistas más listos, inteligentes, hábiles e ingeniosos de este oficio, pero al mismo tiempo me produce cierta repulsión también. Me parece que usa todo ese talento para el mal. Pero con todo lo malo me fascina”

Amor de madre

Corto de Gorka Vázquez y Koldo Serra, grabado hace una década. Protagonizado por Mariví Bilbao y Jon Ariño. Un muy buen homenaje a Psicosis de Hitchcock.