El juego de la ceja ^^

– Personaje famoso

– Rubio

– No europeo

¿Has escuchado alguna vez hablar del juego de la ruleta rusa? Es precioso. Por si nunca lo has oído, el juego es el siguiente: un grupo de personas se reúnen en torno a una pistola en la que previamente se ha introducido una sola bala. El tambor de la pistola tiene capacidad para seis. Se sortean los turnos y uno a uno van disparándose a sí mismos en la boca. Si te toca la bala, pierdes la vida. Si no, ganas dinero. Mucho dinero, dicen.

Pues es la misma filosofía que tiene el juego de la ceja. La diferencia es que no hay bala, ni hay pistola, ni tambor. Y  no se pierde la vida. Pero se puede perder una ceja y no se gana absolutamente nada. Es, digamos, un juego para altruistas. Las instrucciones de uso son las siguientes: 

Los reunidos sortean el orden de participación. Una vez conocidos los turnos, el primero de los “suicidas” apunta en un papel el nombre de un personaje famoso, marca comercial, ciudad, país, serie de televisión… lo que quiera. En ese momento cada uno de los demás participantes “disparan una bala”, o dicho de otra forma menos excitante, dicen lo que creen que pone en el papel del suicida. Si nadie ha acertado, el suicida da una pista que acote las opciones. De nuevo, los demás vuelven a disparar su bala. Si tampoco han acertado, se da la segunda y última pista y de nuevo se vuelve a disparar. Si nadie acierta, pasa el turno al siguiente, y vuelta a empezar.

Es un juego en el que el suicida casi nunca pierde. Pero si alguien pierde, en menos de 48 horas deberá afeitarse una ceja. Aunque el castigo no sea tan duro como el de la ruleta rusa, puedo asegurar que es una putada bien grande. Y puedo asegurar que cuando escuchas a tu amigo decir la palabra o palabras que nunca deberían salir de la boca de nadie durante el tiempo que dura tu turno, es muy doloroso. También lo es ver al resto de participantes dándose abrazos y saltando de alegría ante tí y tu ceja cuando, tras escuchar la palabra maldita tú gritas “cabrón” y sacas el papelito. Y es una putada muy irónica, ya que al día siguiente, cuando, triste y hundido, delante del espejo, con los restos de tu ceja recién rapada todavía en el lavabo, te veas con una ceja afeitada y la otra poblada de pelo, probablemente tengas que volver a encender la maquina de afeitar o coger la cuchilla de nuevo.

– Hulk Hogan hulk-hogan-interview-20050701022156

Anuncios

Etiquetas: ,

About Gerardo

Un blog sobre Medios de Comunicación, Política, Arte, Historia, etc, escrito por Gerardo T.C.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: