“Trabajo para todos e hipoteca para nadie en un pueblo de España”

26spain.span.600

El New York Times le ha dedicado un artículo a Marinaleda. Es éste. Y si lo prefieres traducido, aquí lo tienes:

Victoria Burnett, 25 de Mayo´09

Marinaleda, España – Las gentes de esta pequeña ciudad andaluza nunca han tenido dudas acerca de sus convicciones políticas. Desde que ocuparon la finca de un aristócrata en la década de 1980, ellos y su ardiente alcalde, Juan Manuel Sánchez Gordillo, han sido sinónimo en España por una tenaz lucha por los pobres del campo.

Ahora que en España el sector inmobiliario está generando desempleo, este enclave comunista, rodeado de olivares en pendiente, se burla de sus vecinos de la locura capitalista. Atraídos por su programa municipal de vivienda, cooperativa agrícola y bulliciosa, la gente de los pueblos vecinos y más allá han venido aquí en busca de empleo o casas.

El Sr. Sánchez, un barbudo de 53 años que este mes celebra tres décadas como alcalde del pueblo de 2.700 habitantes, dice que la crisis económica da la razón a su visión socialista.

” Todos pensaban que el mercado era Dios, quien hacía todo el trabajo con su mano invisible”, el Sr. Sánchez comentaba recientemente una mañana, sentado en su oficina justo debajo de un retrato del Che Guevara. “Antes, era un pecado mortal hablar de que el gobierno tuviera un papel en la economía. Ahora, vemos que tenemos que poner la economía al servicio del hombre “.

Mientras en el resto de España se dieron créditos para comprar viviendas sobrevaloradas, en el pueblo de Marinaleda fueron construyendo su propia vivienda, libre de hipoteca, en virtud de un programa municipal. Si un residente pierde su trabajo, la cooperativa le contrata, por lo que nadie está sin trabajo – algo raro y valiente en una región con 21 por ciento de desempleo.

Vanessa Romero, que se trasladó aquí con su familia de Barcelona en enero, después de que ella y su marido perdieran sus puestos de trabajo, dice que se vino por la perspectiva de trabajo y por instalaciones como la escuela de párvulos, que cuesta alrededor de $ 17 al mes. La pareja gana alrededor de $ 1.500 al mes trabajando en la cooperativa.

“Si una ciudad como esta, con la mitad de los recursos de otros pueblos, o menos, puede dar trabajo a la gente, ¿por qué otros lugares no pueden hacer lo mismo?” Dice la Sra. Romero, cuyos padres han nacido en el pueblo.

Los críticos dicen que las reclamaciones del Sr. Sánchez son exageradas y que ha logrado dividir la miseria en lugar de crear riqueza. Al promover la baja productividad agrícola, los votantes dependen de él para mantener sus puestos de trabajo, dicen.

“Este pueblo se ha estancado”, dice Hipólito Aires, un miembro socialista del Ayuntamiento y empleado de una estación de servicio. Dice que el clima político en Marinaleda es asfixiante y que el alcalde deja en el ostracismo a sus oponentes – un sentimiento del que se hacen eco varios residentes que hablan de forma anónima.

“Sánchez Gordillo critica a los señoritos, pero ahora actúa como ellos,” dice el Sr. Aires. “El mayor terrateniente en Marinaleda hoy es el alcalde”, en alusión al poder que ejerce sobre la granja de 3.000 hectáreas que da de comer al pueblo, aunque el Sr. Sánchez, que no posee un automóvil, dice que él no es propietario de bienes que no tuviera  en sus inicios como alcalde.

Marinaleda se convirtió en un centro de activismo de izquierda después de que el Sr. Sánchez ganara la primera elección de alcalde en abril de 1979 como representante de la Central Unitaria de Trabajadores. Colectivo comunista de los trabajadores agrícolas, organización que promueve el gobierno a través de asambleas populares, y considera que Andalucía debe ser independiente de España . A lo largo de los años, los residentes han ocupado fincas, oficinas gubernamentales y han hecho huelgas de hambre para exigir trabajo y la tierra.

Su más prominente campaña culminó en 1991 con el gobierno regional expropiando 3.000 hectáreas de la finca el duque del Infantado y el arrendamiento a la ciudad. En la cooperativa resultante, aproximadamente siete millas al norte de Marinaleda, crecen los cultivos intensivos como las alcachofas, ají, brócoli y habas, así como el trigo.

En estos días, el Sr. Sánchez impregna la vida de populismo en este pueblo autodenominado “utopía de la paz”, que no tiene policía municipal (un ahorro de 350.000 dólares al año, dicen los funcionarios).

Murales con consignas revolucionarias adornan los muros del pueblo y las calles llevan el nombre de personajes de izquierda de América Latina. Cada pocas semanas, el ayuntamiento declara un Domingo Rojo, durante el cual voluntarios limpian las calles o hacen trabajos.

Anuncios

Etiquetas: , ,

About Gerardo

Un blog sobre Medios de Comunicación, Política, Arte, Historia, etc, escrito por Gerardo T.C.

One response to ““Trabajo para todos e hipoteca para nadie en un pueblo de España””

  1. Minkoff says :

    “Recuerda lo que dijo no sé quien: en Italia, en treinta años de dominación de los Borgia, no hubo más que terror, guerras y matanzas, pero surgieron Miguel Angel, Leonardo da Vinci y el Renacimiento. En Suiza, por el contrario, tuvieron quinientos años de amor, democracia y paz… ¿y cuál fue el resultado? el reloj de cuco” – Harry Lime (El Tercer Hombre)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: