Archive | mayo 2009

Conspiración

Con esa cara blanca y sonriente, con ese cuerpo perfectamente proporcionado, ese saber estar y esa sobriedad que inspiraba tanta confianza, era impensable que mis padres sospecharan nada de ella. Los adultos se dejan engañar por las apariencias, pero yo entonces tenía seis años y sabía muy bien lo que esa nevera se traía entre manos. No quise decir nada para no preocuparlos, pero desde que la vi entrando por la puerta supe que esa máquina de la muerte venía a hacer daño a casa, así que me dediqué en mi tiempo libre a luchar contra ella.

Me dediqué a desenchufarla cada vez que la dejaban sola, a vaciarla, a dejarle la puerta abierta para que se le fuera el frío, a meterle libros, basura, ropa…pero nada. Allí seguía sin inmutarse, esa cabrona. Es más, me estaba comiendo terreno. Mis padres se pusieron de su parte en aquella guerra. Así que no me quedó más remedio que rendirme.

Una noche, mientras todos dormíamos se quitó esa careta de inocencia para convertirse en lo que yo sabía que era, y se tragó a mi hamster, que apareció congelado por la mañana. Mi madre me dijo que fue un accidente. A día de hoy todavía no estoy seguro de que no estuviera también implicada.

¿Por qué se presentan las obras a los premios literarios bajo pseudónimo?

Hace año y medio, a finales de 2007, me invitaron a un desayuno con el ganador y finalista del premio Planeta de ese año, Juan José Millás y Boris Izaguirre. En este corte, hablaban del por qué de la costumbre de presentar las obras a los certámenes literarios bajo pseudónimo.

Difícil elección

elección

Me lo ponen complicado. Muy complicado. Esta mañana, al abrir el buzón los he encontrado ahí, a los tres juntitos, esperándome con sus mejores sonrisas. Los tres se han gastado dinero, se han tomado tantas molestias en llegar a mí… Los tres tienen detrás a grandes publicistas, grandes diseñadores, grandes personas. Por eso los tres son grandes. Los tres me hacen muy buenas ofertas. Los tres me tratan con una amabilidad y cariño que no puedo decidirme. Puedo notar el amor de los tres y no sé qué hacer.

Nacho Escolar sacará un diario digital después de verano, ElDiario.es

Ignacio Escolar, el que fuera hasta hace unos meses director de Público ha confirmado esta mañana, tras una mesa redonda con otros periodistas, que tras el verano sacará un diario digital. Su nombre será probablemente ElDiario.es.

Lo cuenta en este video

“Trabajo para todos e hipoteca para nadie en un pueblo de España”

26spain.span.600

El New York Times le ha dedicado un artículo a Marinaleda. Es éste. Y si lo prefieres traducido, aquí lo tienes:

Victoria Burnett, 25 de Mayo´09

Marinaleda, España – Las gentes de esta pequeña ciudad andaluza nunca han tenido dudas acerca de sus convicciones políticas. Desde que ocuparon la finca de un aristócrata en la década de 1980, ellos y su ardiente alcalde, Juan Manuel Sánchez Gordillo, han sido sinónimo en España por una tenaz lucha por los pobres del campo.

Ahora que en España el sector inmobiliario está generando desempleo, este enclave comunista, rodeado de olivares en pendiente, se burla de sus vecinos de la locura capitalista. Atraídos por su programa municipal de vivienda, cooperativa agrícola y bulliciosa, la gente de los pueblos vecinos y más allá han venido aquí en busca de empleo o casas.

El Sr. Sánchez, un barbudo de 53 años que este mes celebra tres décadas como alcalde del pueblo de 2.700 habitantes, dice que la crisis económica da la razón a su visión socialista.

” Todos pensaban que el mercado era Dios, quien hacía todo el trabajo con su mano invisible”, el Sr. Sánchez comentaba recientemente una mañana, sentado en su oficina justo debajo de un retrato del Che Guevara. “Antes, era un pecado mortal hablar de que el gobierno tuviera un papel en la economía. Ahora, vemos que tenemos que poner la economía al servicio del hombre “.

Mientras en el resto de España se dieron créditos para comprar viviendas sobrevaloradas, en el pueblo de Marinaleda fueron construyendo su propia vivienda, libre de hipoteca, en virtud de un programa municipal. Si un residente pierde su trabajo, la cooperativa le contrata, por lo que nadie está sin trabajo – algo raro y valiente en una región con 21 por ciento de desempleo.

Vanessa Romero, que se trasladó aquí con su familia de Barcelona en enero, después de que ella y su marido perdieran sus puestos de trabajo, dice que se vino por la perspectiva de trabajo y por instalaciones como la escuela de párvulos, que cuesta alrededor de $ 17 al mes. La pareja gana alrededor de $ 1.500 al mes trabajando en la cooperativa.

“Si una ciudad como esta, con la mitad de los recursos de otros pueblos, o menos, puede dar trabajo a la gente, ¿por qué otros lugares no pueden hacer lo mismo?” Dice la Sra. Romero, cuyos padres han nacido en el pueblo.

Los críticos dicen que las reclamaciones del Sr. Sánchez son exageradas y que ha logrado dividir la miseria en lugar de crear riqueza. Al promover la baja productividad agrícola, los votantes dependen de él para mantener sus puestos de trabajo, dicen.

“Este pueblo se ha estancado”, dice Hipólito Aires, un miembro socialista del Ayuntamiento y empleado de una estación de servicio. Dice que el clima político en Marinaleda es asfixiante y que el alcalde deja en el ostracismo a sus oponentes – un sentimiento del que se hacen eco varios residentes que hablan de forma anónima.

“Sánchez Gordillo critica a los señoritos, pero ahora actúa como ellos,” dice el Sr. Aires. “El mayor terrateniente en Marinaleda hoy es el alcalde”, en alusión al poder que ejerce sobre la granja de 3.000 hectáreas que da de comer al pueblo, aunque el Sr. Sánchez, que no posee un automóvil, dice que él no es propietario de bienes que no tuviera  en sus inicios como alcalde.

Marinaleda se convirtió en un centro de activismo de izquierda después de que el Sr. Sánchez ganara la primera elección de alcalde en abril de 1979 como representante de la Central Unitaria de Trabajadores. Colectivo comunista de los trabajadores agrícolas, organización que promueve el gobierno a través de asambleas populares, y considera que Andalucía debe ser independiente de España . A lo largo de los años, los residentes han ocupado fincas, oficinas gubernamentales y han hecho huelgas de hambre para exigir trabajo y la tierra.

Su más prominente campaña culminó en 1991 con el gobierno regional expropiando 3.000 hectáreas de la finca el duque del Infantado y el arrendamiento a la ciudad. En la cooperativa resultante, aproximadamente siete millas al norte de Marinaleda, crecen los cultivos intensivos como las alcachofas, ají, brócoli y habas, así como el trigo.

En estos días, el Sr. Sánchez impregna la vida de populismo en este pueblo autodenominado “utopía de la paz”, que no tiene policía municipal (un ahorro de 350.000 dólares al año, dicen los funcionarios).

Murales con consignas revolucionarias adornan los muros del pueblo y las calles llevan el nombre de personajes de izquierda de América Latina. Cada pocas semanas, el ayuntamiento declara un Domingo Rojo, durante el cual voluntarios limpian las calles o hacen trabajos.

“El que comparte archivos en la red no debería ir a la cárcel, debería ir el que no lo hace”

monalisa

Cultura Libre vs Vieja Industria Cultural.

Ayer se debatió en el programa de Gemma Nierga sobre la nueva pero ya eterna lucha ideológica y jurídica entre la industria cultural y los partidarios de la distribución libre de la cultura por Internet a raíz del juicio de Promusicae contra Pablo Soto.

Escucha aquí el debate entre Antonio Guisasolo, presidente de Promusicae, Javier de la Cueva, abogado de Pablo Soto, Fernando Berlín y Enrique Dans

Y aquí el cara a cara sobre el mismo tema entre los profesores Manuel Cruz, Filósofo, y Manuel Delgado, Antropólogo autor de la frase que da título a esta entrada del blog

El gato y la abuelita

Los niños pequeños deben ir a la guardería, porque es muy importante que se sociabilicen. El niño tiene que aprender a relacionarse con otros. Años después, un día cualquiera y sin esperarlo, cuando disfrutas plenamente de tu sociabilización, escuchas a alguien decir que al final, lo que queda, lo realmente importante, es la familia. “Los amigos van y vienen, pero lo único que importa es la familia”. Bien. La familia es lo que importa, lo que siempre estará ahí. Unos cuantos años más tarde, la historia se repite, el círculo se reduce: “Tu familia no siempre va a estar ahí. Y eso tienes que saberlo, porque, al fin y al cabo, cada uno de nosotros tenemos que aprender a estar solos”.

Aunque no tenga ninguna gracia, parece un chiste. Esta secuencia inevitable, que se repite en cada vida, en cada persona, no deja de ser un plagio del chiste del gatito en el árbol y la abuela:

Manuel, un chaval que está de viaje de fin de carrera, recibe una llamada de teléfono de su hermano, David, que le dice que su gato había muerto atropellado por un camión.

“Joder, David, podías haber tenido un poco más de tacto y habérmelo dicho de otra forma y así me hubiera podido preparar para esto, que estoy fuera de casa y solo… no sé… por ejemplo, podías haberme llamado y decirme que el gato se había subido a un árbol, al rato llamarme otra vez para decirme que los bomberos iban a por él, más tarde llamarme y decirme que al ver a los bomberos se asustó y había salido corriendo para la carretera, y ya me llamas por última vez y me dices que ese camión lo atropelló. Hubiera sido más llevadero para mí enterarme poco a poco”.

Al día siguiente, David llama a Manuel y le dice: “Hey, qué pasa, Manuel, ¿cómo estás? Verás, era para contarte una cosa, bueno, una tontería… que la abuela se ha subido a un árbol”.