Archive | 06/03/2009

Corresponsales de guerra, Félix Correa

corresponsales-de-guerra-0572

Hace meses, el Centro de Estudios Andaluces organizó en el Museo de Artes y Costumbres Populares (Sevilla) una exposición titulada “Corresponsales de la Guerra Civil Española”. Había ejemplares originales de diarios de la época, como el New York Times, Squire o El Diario de Lisboa, en los que los mejores reporteros de guerra de la historia narraron al mundo lo que estaba sucediendo en nuestra guerra civil.

Una frase, la de la imagen de arriba, del hispanista británico Hugh Thomas, abría la exposición. Una vez dentro, 30 reliquias en forma de papel antiguo. Treinta trabajos de otros tantos reporteros. Subiré los más interesantes poco a poco.

El general Franco expone al “Diario de Lisboa” los antecedentes, los motivos, la oportunidad y los fines de la revolución

Félix Correa para el Diario de Lisboa (10 agosto, 1936)

diario-lisboa-correia-def

Contexto

 

En los primeros días, el mundo no tiene conciencia de que lo que ha estallado en España es una guerra y no una asonada militar más. Las noticias de graves incidentes y numerosas víctimas en ambos bandos muestran un país partido en dos y un Gobierno paralizado por el estupor. Mola es el “director” del levantamiento tras la muerte en accidente de Sanjurjo el 20 de julio, pero Franco es el hombre del momento. A partir del 29 de julio, el general Franco ha puesto en marcha al ejército de África, la única fuerza que se presenta capaz de desequilibrar la balanza. En sólo una semana y gracias a la fundamental ayuda alemana que rápidamente había conseguido, llegan a la Península 1.500 hombres en el primer “puente aéreo” de la historia, más otros 2.500 en buques protegidos por los cazas italianos. El 6 de agosto, a bordo de un avión Douglas procedente de Tetuán, Franco aterriza en Sevilla. Dos días después, Félix Correia, corresponsal del Diario de Lisboa, atraviesa los “salones magníficos” del palacio de Yanduri, cuartel general de los nacionales, y entra en el despacho del general sublevado. Le recibe de pie, sonriente, optimista, en uniforme de campaña.

 

El general Franco expone al “Diario de Lisboa” los antecedentes, los motivos, la oportunidad y los fines de la revolución

 

Diario de Lisboa, 10 de agosto´36

fotocorreia*Por Félix Correia (1901 – 1969)

 

(…) – ¿Cuál es la situación general en este momento?

 

– La mejor posible. Y a cada hora que pasa mejoran las posiciones del Ejército y disminuyen las posibilidades de resistencia del gobierno de Madrid y sus cómplices. En todas partes nuestras tropas y los miles de civiles que están con nosotros toman siempre la iniciativa y salen ganando en todos los combates. Madrid está prácticamente cercado, quedándole apenas las vías de comunicación con Valencia, e incluso éstas están interceptadas en parte. (…) En Madrid han asesinado a sacerdotes y “monjas”, igual que en las otras zonas donde dominan los marxistas o donde han estado dominando hasta nuestra llegada. Se ha matado a personas por el sólo hecho de ser propietarios o porque se les atribuían ideas contra-revolucionarias. No se libran de la saña de estos bárbaros ni mujeres ni niños. Son enormes las listas de estos vandalismos, que son una auténtica vergüenza. (…) ¿Y de quién es culpa todo esto? De los gobiernos que, desde 1931, se han venido sucediendo, y de los dirigentes marxistas que impunemente han venido pregonando la guerra civil, el odio, el asesinato. Se ha perdido el respeto por la vida ajena, por las creencias, por la propiedad privada.

 

(…) – ¿Cuáles han sido las causas determinantes de la eclosión del movimiento?

 

– Desde 1931 se venía procediendo a una auténtica operación de desnacionalización y de desmembramiento de España. Se vivía permanentemente en guerra civil. El ejército venía siendo progresivamente “triturado”.

 

(…) – ¿Cuáles son los objetivos principales de la revolución?

 

– Salvar la patria del caos y de la vergüenza en la que se encuentra y evitar la hecatombe que se estaba preparando para estos días. Restaurar la economía nacional, estableciendo la mayor colaboración entre los diversos elementos de la producción. Restablecer el orden, la autoridad, el respeto por la vida, por la propiedad privada, por la religión que España ha seguido siempre. Volver a engrandecer y a prestigiar la Nación.

 

(…) – ¿Y qué es lo que saldrá de esta revolución?

– Una dictadura militar que inicie la realización del programa que ha unido a todos los patriotas de este movimiento.

 

– ¿Larga o corta?

 

– Su duración depende de las resistencias que encontremos por parte de los organismos con funciones esenciales en la nueva estructura de la Nación española.

 

 

*(Corresponsal de Diário de Lisboa, entrevistó a Franco el 8 de agosto de 1936. Fue la primera declaración de motivos e intenciones del general rebelde a su llegada a la Península. La entrevista, que Correia recogió en su libro Quem vem lá? tuvo gran repercusión internacional).

Anuncios

“A un pueblo que reclama su derecho a decidir, sin violencia y con mayorías políticas, no hay quien lo frene”

20090303elpvas_2

Anoche escuché esta entrevista de Angels Barceló a la que ha sido, en estas últimas elecciones, candidata a Lehendakari, Aintzane Ezenarro. Es periodista y socióloga. Es la cara de Aralar, el partido nacido en 2001 tras escindirse de Batasuna, que desde el pasado 1 de Marzo, pasando de uno a cuatro escaños, se ha convertido en la cuarta fuerza política del País Vasco. Batasuna siempre los ha señalado como traidores. Aralar tiene practicamente la misma visión política de Batasuna, pero condenando la violencia.

Aintzane lleva desde 2005 sentada en el Parlamento Vasco, donde hasta ahora ha sido la primera y única representante de esta formación. Entró en política tras varios años en Elkarri, movimiento por la paz y el diálogo en Euskadi.

La entrevista me pareció muy interesante. Me lo pareció por el discurso de la representante de Aralar. Un discurso culto y tranquilo. Creo que Aralar tiene mucho que decir en el futuro de lo que pase en el País Vasco.

Entrevista a una líder vasca